Las hospitalizaciones por COVID-19 en la Ciudad de México y sus suburbios, hogar de unos 21 millones de personas, aumentaron en un tercio en la última semana, dijeron las autoridades el viernes, en medio de una tercera ola de la pandemia de coronavirus.

Actualmente hay 3,382 personas hospitalizadas en el área metropolitana del Valle de México, dijo el funcionario de la ciudad Eduardo Clark. Agregó que, de ser necesario, se entregarían más camas de hospital al tratamiento de la COVID-19.

Sin embargo, los resultados positivos de las pruebas de coronavirus habían disminuido desde mediados de julio, dijo.

«Afortunadamente, vemos signos de que en la última semana los resultados positivos se han estabilizado», dijo Clark en una conferencia de prensa, citando como una señal de que la curva de infección podría estar aplanándose.

México ha estado atravesando su tercera ola de la pandemia desde principios de junio. Los casos han superado a los de la primera ola del año pasado, aunque las hospitalizaciones se han mantenido por debajo de los altos niveles observados en ese momento, debido a la distribución de vacunas entre la población de mayor riesgo.

En la capital, como en el resto del país, la gran mayoría de los infectados son jóvenes, muchos de los cuales no han sido vacunados. Las hospitalizaciones estaban aumentando más rápidamente entre las personas de 30 a 39 años, dijo Clark.

En la Ciudad de México, la mayoría de las personas mayores de 49 años ya han recibido dos dosis de la vacuna COVID-19. A nivel nacional, el 30% de la población ha recibido al menos una dosis.

La ola de infecciones se concentra en personas de 18 a 39 años, dijo Clark.

«Tenemos que reforzar el mensaje a los jóvenes de la Ciudad de México sobre las medidas de protección personal, de distancia saludable, de uso de máscaras, de evitar fiestas y reuniones.»

(Reporte de Diego Oré; escrito por Frank Jack Daniel; editado en español por Grant McCool)